Di la tuya, todos tenemos opiniones

martes, 28 de noviembre de 2017

Un abans i un després del 1 d’octubre





El 1 de octubre ha cambiado todo el escenario político, tanto en Catalunya como en España. Y lo que aún es más importante, en Europa. Las cargas policías, las imágenes de violencia injustificada ante unos ciudadanos pacíficos que defendían sus colegios para poder votar, ha llegado a los europeos, hay líneas de derechos humanos dentro de una democracia que no se pueden pasar. Por fin, ha dejado de ser un “asunto interno”.

Rajoy y su gobierno se han dejado llevar por corazón lleno de odio hacia lo catalán y no ha utilizado la cabeza. “A cualquier precio y de cualquier forma” un “a por ellos” que gritaba la gente. Y ahora toda Europa o casi, denuncia la violencia ocurrida en Catalunya. Pero la prepotencia del gobierno español no tiene límites, sabiendo, como al menos deberían saber, que había visitantes, periodistas e incluso observadores internacionales han declarado: “Que a pesar de las dificultades en que se ha producido el referéndum, todo ha sido correcto y que el resultado se da por bueno”. Pues, aun así, el presidente Rajoy esa misma noche del 1-10, en el comunicado de prensa hace hincapié en que no ha habido urnas, ni votos y que no se ha efectuado el referéndum. ¡Cómo alguien puede ser tan inútil!

Como ha negado para ofensa de los catalanes que lo hemos sufrido, los 844 heridos, las declaraciones de proporcionalidad de la carga policial a personas que levantaban sus manos en señal de paz. No hay perdón, no hay olvido. Sus palabras hirientes como la de todos del PP e incluso la del monarca, del que no merece ni dos palabras, ya no nos hacen ni efecto. Solo un objetivo, hoy más deseado que nunca. Ser la República Catalana.

El diez de octubre, el día esperado por muchos catalanes. La declaración del presidente Puigdemont ante el parlamento, ha dejado a una mejoría, creo que, sin error a equivocarme, una sensación agridulce.
Por una parte, dimos un paso muy decisivo, e incluso simbólicamente se firmó la independencia, sin ser una DIU, se abrió un proceso de negociación temporal que, en las tres semanas posteriores no fructíferó.
El 26-10 fue de infarto para muchos, cuando a las doce del mediodía los informativos daban la noticia de que el presidente convocaba elecciones. Decepción, estupefacción y muchas más emociones contradictorias. Entre intentar entender la estrategia del presidente o si había traicionado a los catalanes del 1-10. A las cinco de la tarde todo se aclara y ante una nueva declaración el proceso sigue reuniendo a la cámara del parlamento a todos los diputados.

El 27-10 a las 15,35 de la tarde quedará en la memoria y en los libros de historia de Catalunya, se proclama La República Catalana.

Tessa Barlo



martes, 12 de septiembre de 2017

El misterio sobre la muerte de Miguel Blesa





El Sr. Blesa fue un peso fuerte en el sector financiero, sobre todo en Caja Madrid.  Pero su suerte cambió cuando en el 2013, se inició una investigación por posibles irregularidades en la etapa en la que era gestor precisamente de esta entidad. Tras ser condenado, se libró de la cárcel tras pagar 2,5 millones de euros de fianza.
Este caso tuvo revuelo mediático, porque quien ordenó su ingreso en prisión fue el Juez Silva, y por este motivo fue inhabilitado de su cargo durante diecisiete años.

Tuvo más casos abiertos: estafa en las preferentes de la Caja Madrid y por sobresueldos e incentivos a altos directivos de la entidad en el 2008

Blesa iba acumulando despilfarros y saqueo económico bajo el manto de Caja Madrid, así llegamos al 2014, cuando se abre el caso de las tarjetas “Black”. Por este hecho, en el 2017 fue condenado a seis años de presión.

Pero, ante todo, Blesa sabía mucho de todos, quien y cuanto habían cobrado en sus tejemanejes. Su muerte lo silencia para siempre. Dicen que apoyo la culata del rifle y apretó su pecho contra la boca del cañón. Imaginémoslo; difícil. Tenía brazos de goma, eran superlargos. Sencillamente es imposible un suicidio de esta manera.
 Otro misterio que resolver: ¿Quién ha visto el cuerpo muerto? Han pasado comunicados del forense, muy bien, pero nadie conocido ha visto el cuerpo. En ningún medio de comunicación se ha hablado de su entierro.

También existe otra teoría, que todo ha sido montaje y que ahora disfruta en cualquier sitio tomando el sol, con otra identidad, otra vida,
como hacen a los testigos protegidos, solo que en este caso es para que no testifique.

Que cada uno saque sus propias conclusiones, porque todas serán válidas visto la poca transparencia sobre la muerte del Sr. Blesa.

Tessa Barlo

viernes, 28 de julio de 2017

Conflicto en el metro de Barcelon








Cada año los trabajadores del metro puntuales a su cita, celebran su vaga anual. No voy a entrar si tienen o no tienen razón porqué desconozco su problemática y sus razones anuales para hacerla. Pero lo que, si puedo constatar, es que, lo que ha pasado este año no había sucedido con anterioridad.

Es obligación del ayuntamiento velar por el bienestar de los ciudadanos, como mediador deberían haber buscado alguien competente, a lo mejor es que no lo tienen, para que las dos partes llegaran a una solución. TMB (Transports Metropolitans de Barcelona) y los trabajadores. Lo que es del todo inaceptable, que después de doce lunes de huelga, no se ha llegado a ninguna conclusión, ni acercamiento. Por tanto, los ciudadanos de Barcelona volverán a tener el próximo lunes, otro día de pesadilla. Mientras la alcaldesa y regidores viajan en coches oficiales.




A esta señora que el cargo le viene grande, muy grande, no se entera que hay que gestionar. Que cuando estaba a favor de las personas, le iba bien, que es lo suyo, pero ahora lleva un ayuntamiento con todas sus complicaciones. Pero claro. a la hora de escoger ciudad, no se conformó con una población de 50.000 habitantes, claro que no, sus ansias de grandeza fueron directos al de Barcelona. ¿Pero sabía dónde se metía? Pues no. Desde que empezó, las meteduras de pata han sido constantes.  Y siguen con su NO saber hacer.

Hagan un favor a los ciudadanos de Barcelona, por favor, DIMITAN.